Mi mamá es docente. Siempre escuche las historias que traía de la escuela. Muchas historias de gente que yo imaginaba. Y un día fui a la escuela donde era directora -la escuela Nº 41 Rosario Vera Peñaloza- y me metí por unas horas en ese mundo, en su mundo.